MARES Y OCÉANOS PIERDEN OXÍGENO POR CAMBIO CLIMÁTICO

La mayoría de científicos del mundo coinciden que el detonante de las “Cinco Extinciones Masivas de la Vida en la Historia del Planeta“, fue la evidente actividad volcánica registrada hace un millón de años. El calentamiento global parece haber sido la causa de la “Gran Mortalidad” referida. Los científicos señalan que fue una gran extinción que eliminó el 70% de vertebrados terrestres y el 90% de las especies en los océanos, y fue causada por un calentamiento global que acabó con el oxígeno de los mares. Las evidencias de las erupciones están en muchas montañas y cordilleras del planeta.

La Tierra es un planeta habitable por la existencia de una atmósfera que la protege de la energía del sol y de un océano, donde evolucionaron los primeros organismos que proveyeron de oxígeno a la atmósfera. Por ello, la interacción, océano-atmósfera regula la temperatura de la Tierra, permitiéndole ser un planeta habitable. Pero, hoy en día, en pleno siglo XXI, los estudios científicos afirman que el calentamiento de la Tierra y la pérdida de oxígeno en los mares y océanos es alarmante. Los océanos y mares se quedan sin oxígeno por el calentamiento climático, el cual, origina muchos daños en las formas de vida marina. Expertos en este problema, hacen una seria advertencia, indicando que la actividad humana tiene responsabilidad en en el cambio climático desde mediados del siglo XIX. El dióxido de carbono, producto de las actividades humanas, está incrementando la acidez en los océanos. Asimismo, preocupa, la contaminación de mares y océanos que ha puesto en peligro la biodiversidad y ecosistemas marinos.

Los impáctos del cambio climático, como el calentamiento de los océanos e incremento del grado de acidez por la pérdida de oxígeno; el aumento gradual de la temperatura del planeta, debido a la emisión de ciertos gases de efecto invernadero. La pérdida de oxígeno en mares y océanos puede duplicarse a fines del siglo, debido a que los océanos se calientan y los niveles de oxígeno disminuyen. Esto es un problema muy preocupante, porque aumentará la mortalidad y varazón masiva de peses y de la biodiversidad marina. Asimismo, origina la migración de peses a escala planetaria. Esto implica disminución de especies en las regiones de aguas más cálidas y un drástico aumento en las regiones más frías alrededor de los polos. Este cambio tendría un impacto grave sobre la pesca en el mundo; porque los océanos del planeta, la salud y bienestar de los seres humanos, están interrelacionados. “El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Océanos y Criosfera en un Clima Cambiante ( IPCC,2019 )”, nos afirma como conclusión: “Que el océano se ha calentado desde 1970, absorbiendo más del 90% del exceso de calor en el sistema climático; que las ondas marinas de calor se han duplicado desde desde 1982, y seguirá intensificándose, lo cual tiene impactos en las especies biodiversidad, ecosistemas y también en la salud humana. Los océanos mundiales seguirán calentándose durante el siglo XXI. El calor penetrará desde la superficie hasta las capas profundas de los océanos y afectará la circulación oceánica”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *