EN BUSCA DE EVIDENCIAS DEL ORIGEN DE LA VIDA EN EL PLANETA TIERRA

La tierra es nuestro hogar.

Nuestro Planeta Tierra es una esfera de 13,000 kilómetros de diámetro. Da una vuelta completa cada día alrededor de su eje. Tiene una inclinación de 23.5°, con respecto al plano de la eclíptica, y tarda un año en dar una traslación alrededor del sol. La corteza terrestre está formada por 70% de superficie líquida y 30% de tierra firme. Su aspecto actual es el resultado de alteraciones permanentes, tanto de fuerzas endógenas como exógenas. La vida en la Tierra nace, probablemente hace unos 3,800 millones de años, sólo 700 millones de años después de la formación de nuestro Planeta. En estos antiquísimos tiempos, el Planeta era bombardeado por meteoritos a un ritmo de 8 a 11 veces superior a la actividad actual. En estos tiempos, la Tierra primitiva era un gran laboratorio de Química, donde se sintetizan las primeras moléculas orgánicas que fueron organizándose en forma progresiva para formar otras más complejas, y a partir de ellas, organismos vivos unicelulares. Hoy, sabemos que la célula es la unidad estructural y funcional de los seres vivos; ella es considerada la precursora de la biósfera en la Tierra.

Micrografía de una bacteria

Investigaciones científicas presentan 3 explicaciones del origen de la vida en la Tierra: 1°, La hipótesis que la vida fue creada por un Ser Espiritual Supremo; 2°, La hipótesis que la vida se inició en otra parte del universo y llegó a la Tierra como producto de un choque de cometa; 3°, La hipótesis más común ya aceptada por los científicos, afirma que hace 3,500 millones de años, la vida nace como resultado de una compleja secuencia de reacciones químicas, que se sucedieron de manera espontánea en la atmósfera de la Tierra. Los primeros seres vivientes serían parecidos a los COACERVADOS (aminoácidos que se forman de manera espontánea como grupo). Estas bacterias se denominan HETEROTRÓFICAS por necesidad , ya que no respiran oxígeno y se alimentan de otros organismos que están presentes en todos los cuerpos de agua. Los coacervados son grandes moléculas que pueden haberse combinado para formar las primeras células vivas.

El origen de las células

Los científicos afirman que las lagunas de agua templada que existían en la Tierra, eran los lugares con probabilidad de desarrollo del ARN inicial. Estas moléculas del ARN constituyen el primer código genético de la vida en la Tierra. Su traducción habría sido el nexo que conecta la Química Prebiótica, con la Biología, manifiestan los científicos: RICHARD WALFENDER y CHARLES CARTER, autores del estudio. Ese código genético primigenio generó un proceso de selección natural que dio lugar a la evolución de la vida, desde los organismos unicelulares hasta nuestro tiempo. Por ello, los primeros seres vivos eran microorganismos pequeños, unicelulares. A las células de ese tiempo se les clasifica entre los Procariotas, porque carecen de núcleo. El origen y evolución de la vida en la Tierra están íntimamente asociados al nivel de aumento de oxígeno en los océanos y en la atmósfera. Luego, ubicándonos ya en nuestros tiempos, hay que precisar que en el siglo XIX (1809-1882) CARLOS R. DARWIN, en su Teoría: “La Evolución de las Especies” sostiene: “Los diferentes tipos de animales, plantas y otros seres vivos en la Tierra, tienen su origen en otros organismos diferentes que existieron antes, y que fueron cambiando a través de varias generaciones”. De igual manera, en este mismo siglo XIX, el científico y autodidacta francés RENÉ QUINTON (1866-1925) afirma:La vida salió del agua del mar. El agua del mar parió la primera célula el el Período Precámbrico, hace 3,800 millones de años. El mar es la madre de todas las aguas, y de la vida. No hay vida sin agua. El agua de mar es el nutriente más completo de la naturaleza”

Finalmente, hay que precisar que el origen de la vida es un tema muy complejo, debido a la carencia de evidencias que puedan explicarse científicamente. Además, el sistema científico no ha llegado a un consenso para el problema en estudio; porque el origen y evolución de la vida que se describe, no es un proceso observado, sino deducido. Asimismo, el género humano, comparado con la existencia del Planeta, es una especie recién llegada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *