LA ECONOMÍA EN EL REGIMEN DE LA COMUNIDAD PRIMITIVA

En la Pre-historia (Edad de los Metales) , aparece la primera civilización conocida como “Ser Humano”. La aparición del hombre en el Planeta significa una de las grandes transformaciones realizadas en el desarrollo de la naturaleza. Desde su aparición, el hombre siempre se ha movido por la necesidad de encontrar nuevos recursos económicos que le permitan resolver sus problemas de supervivencia. El Ser Humano primitivo se organizó en grupos o tribus dedicados a la obtención de sustento mediante la caza, la pesca y la recolección. Sus integrantes intercambiaban bienes en base a cooperación, porque se hallaban en un estado de desamparo frente a los peligros de la naturaleza. El régimen de la comunidad primitiva y los modos de producción que existían eran primitivos y sólo se podía asegurar la existencia del hombre viviendo en forma colectiva y con trabajo cooperativo; las destrezas individuales estaban diseñadas para asegurar la supervivencia del grupo; de lo contrario, el grupo no podría sobrevivir. Por ello, era muy necesario el trabajo cooperativo entre la gente para poder satisfacer sus necesidades de supervivencia. Los productos del comunismo primitivo, como le llaman algunos estudiosos, no creaban excedentes para el cambio, ni acumulación de bienes, sino que producían lo indispensable para satisfacer sus necesidades más inmediatas. No había moneda, ni necesidad de ella, pues no existía la posibilidad de riqueza ni de pobreza.

Con la evolución de los medios de producción, cambia el carácter de propiedad; de ser propiedad colectiva pasa a ser propiedad familiar, pero, se llega a la propiedad familiar con la propiedad privada. Por tanto, la aparición de la propiedad privada va inseparablemente unida a la división social del trabajo. El desarrollo de las fuerzas productivas y el origen de la propiedad privada conducen a la desintegración de las gens o tribus. El trabajo del hombre aplicado a la ganadería y la agricultura comenzó a rendir más medios de sustento que los necesarios para mejorar la vida del hombre; surgió así la posibilidad de apropiarse del remanente del trabajo, y el producto que quedaba después de cubrir las necesidades más prioritarias del propio trabajador y de su familia. Así el trabajo colectivo fue desplazado por el trabajo individual; la propiedad social por la propiedad privada, y el régimen gentilicio por la sociedad de clases. Al acentuarse la desigualdad social patrimonial, los ricos iban convirtiendo en esclavos no sólo a los prisioneros de guerra, sino también a hermanos de la tribu cargados de deudas. De esta forma surgió la primera división de la sociedad en esclavos y esclavistas. El régimen esclavista sentó las bases para la oposición entre el trabajo físico y el trabajo intelectual, creando la escisión entre el uno y el otro. La sociedad esclavista alcanzó su apogeo en el mundo antiguo de Grecia y Roma. El régimen esclavista encerraba en su seno las contradicciones que habrían de llevarlo a la ruina. Este régimen esclavista fue sustituido por el régimen feudal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *