NAVEGANDO EN EL SENDERO DE LA MASCARILLA DE «COVID-19»

Variante Delta del coronavirus

En la actualidad, la humanidad sufre un desastre de naturaleza catastròfica con la muerte de millones de seres humanos. Este desastre ha sido originado por»Covid-19″, el cual, es la estrategia de la Èlite del NOM, para reducir la poblaciòn mundial a 500 millones de habitantes, de los 8,000 millones que existen en el Planeta. Esto ya lo tenìan programado luego de haberse terminado la Segunda Guerra Mundial en 1945, en su «Agenda 21», por ello, con el coronavirus creado en un Laboratorio Biològico tienen el objetivo de infectar el 80% de la poblaciòn mundial, para conseguir su objetivo, hacen un perfecto dominio mental en los seres humanos, provocando el miedo y el terror con «Pandemia covid-19». Y como si esto fuera poco, imponen a travès de las autoridades el confinamiento y el uso de mascarillas. Este inesperado genocidio ha originado una serie de enfermedades de salud mental, es decir, trastornos que afectan al estado de ànimo, al pensamiento y el comportamiento como: Angustia, ansiedad, miedo, estrès, depresiòn, emtre otros; que afectan la capacidad de funcionar normalmente.

El Sìndrome de la Cara vacìa

Por otra parte, el uso de mascarilla distorciona la forma de comunicarnos, no sòlo esconde la cara y las expresiones faciales, sino que llevar un objeto en la cara en forma permanente, puede originar sentimientos y sensaciones desagradables y negativas. Marco Tulio Cèsar decìa: «La cara es el espejo del alma y sus ojos son sus intèrpretes». La mascarilla origina una situaciòn de extrañeza y vulnerabilidad ante nuestra imagen social, puesto que estamos acostumbrados a llevar la cara tapada. Por eso, la Doctora Alicia Matos afirma que el ser humano se rige con seis emociones bàsicas: Alegrìa, miedo, ira, tristeza, asco y sorpresa. Su codificaciòn facial es especìfica y universal; con la mascarilla se pierde parte de esta trasmisiòn de las emociones bàsicas para trasmitir verbalmente lo que sentimos. La mascarilla nos despersonaliza, porque oculta nuestra singularidad y nos excluye de los ojos de la comunidad. Por eso el Psicòlogo «Josè Antonio Galiane dio el nombre de «Sìndrome de la Cara Vacìa», para precisar que la mascarilla origina una nueva sensaciòn que experimentamos, despuès de un tiempo prolongado de haber estado con la cara tapada. Es el resultado de la mascarilla que origina una situaciòn de extrañeza y vulnerabilidad ante nuestra imagen social. El «Sìndrome de la Cara Vacìa», puede limitar las habilidades sociales de una persona, incluso su inteligencia emocional; aumentando los niveles de estrès y depresiòn. La Psicòloga «Depra Ceo«, afirma que el «Sìndrome de Cara Vacìa es un conjunto de sìntomas mentales y emocionales que conducen el miedo al contagio y que nuestra vida corre peligro al no poder visualizar la gente, puede limitar las habilidades sociales de una persona e incluso su inteligencia emocional.…….. Referencias: Dr. Josè Antonio Galeane, Dra. Alicia Matos, Dra. Depra Ceo.

Antes de finalizar la presente publicaciòn, no puedo prescindir, el manifestar que la poblaciòn mundial ya sabe que: «La Èlite del NOM, apoyado por la OMS , La ONU y otros organismos internacionales, no satisfechos con el genocidio de millones de Seres Humanos con Pandemia Covid-19, imponen a travès de las autoridades el confinamiento y el uso de mascarillas para enfermar mentalmente a la poblaciòn mundial e implantar la Inteligencia Artificial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *